+49 151 42248446
+49 89 745062 0
support@quixx.com

Restaurar faros

El reacondicionamiento de un automóvil para la reventa requiere, no solo una capa impecable de pintura, sin golpes de piezas, rasguños ni arañazos, sino también faros atractivos. Con frecuencia, y no solo en los vehículos de cierta antigüedad, sino incluso en los modelos de pocos años, los faros presentan un aspecto mate, lechoso, amarillento o con arañazos.

Los faros opacos constituyen un riesgo para la seguridad.

En Alemania, por poner un ejemplo, varios cientos de miles de automóviles circulan con faros de superficie mate o propiedades ópticas deficientes. En general, los faros en este país no suelen tener un aspecto tan amarillento o empañado como los vehículos en España o en otros países calientes y arenosos. Por otro lado, la suciedad, el sol, la lluvia ácida y la sal atacan las cubiertas de plástico de los faros también en Europa septentrional, y originan con el tiempo fenómenos de amarilleo, opacidad y enturbiamiento.

Más QUIXX Productos

Evitar una cara sustitución.

Como es natural, puede confiar su automóvil a un taller profesional de reacondicionamiento. Algo que no suele resultar muy caro (algunas empresas o talleres ofrecen la reparación a un precio de 15 euros por faro).

Pero, por otro lado, tiene que renunciar a su automóvil durante un par de días y alquilar/pagar un vehículo de sustitución, algo que puede resultar bastante caro.

Además del aspecto estético, otro argumento a tener en cuenta es la seguridad,

pues el enturbiamiento y el amarilleo reducen de forma drástica la eficiencia luminosa de los faros

La visión al conducir de noche empeora progresivamente.

La peor visibilidad activa y pasiva convierte a estos vehículos en un riesgo para todos los usuarios de la vía. 

Además, las finas fisuras y los arañazos hacen que la luz de los faros no se disperse homogéneamente. En consecuencia, se deslumbra innecesariamente a otros conductores al conducir de noche. 

Otro aspecto importante es la posibilidad de un rechazo al pasar la inspección de la I.T.V. Un vehículo usado en buen estado puede originar problemas si los faros están desgastados o el material amarillea. Los costes de una repetición de la inspección —generalmente en torno a los 100 euros— son un gasto innecesario. A esto se suma el tiempo invertido. Si está previsto revender el automóvil, los faros con superficie mate o amarillenta causan una pobre impresión y pueden espantar a posibles compradores.

 

Muchos talleres de reparación le propondrán seguramente la sustitución de los faros completos. En muchos modelos no es posible sustituir solamente las cubiertas, sino siempre los faros completos, algo que en el caso de un Audi o un Mercedes (con luz para curvas de xenón) puede llegar a suponer unos 1.000 euros por cada lado. 

Faros atractivos en un santiamén.

En QUIXX tenemos algo para usted: con nuestro kit de restauración para faros, los faros de superficie mate o amarillenta recuperan su aspecto original.

No es necesario ser un profesional de las reparaciones para lograr resultados efectivos y atractivos.

De acuerdo con nuestro lema Repair it. Yourself!, puede usted reacondicionar su vehículo como un profesional.

QUIXX limpia y sella de forma duradera.

En principio, el kit de reparación para faros QUIXX funciona como un potente túnel de lavado,  que frota y elimina la suciedad persistente y el amarilleo, de modo que los faros vuelven a ser transparentes. El pulimento de alta efectividad suprime eficazmente las partículas de suciedad debidas a la intemperie. Si existe suciedad persistente, puede recurrirse al rectificado en húmedo con papel de lija de muy fino granulado y a nuestro pulimento de alto rendimiento para lograr resultados impecables, de modo que sus faros resplandecen como si fueran nuevos.

El agente de sellado para faros incluido en el kit confiere una protección duradera a sus faros.

La exclusiva fórmula de este producto asegura una capa de protección de alto brillo de larga duración, a prueba de la intemperie, de las influencias atmosféricas y de los agentes de limpieza.

El sellado liso repele la suciedad y asegura que los faros permanecen limpios durante más tiempo. Si se aplica con regularidad, la protección contra los rayos UV incluida reduce claramente el amarillo y el enturbiamiento de los faros.

Las consecuencias negativas de los faros amarillentos, en resumen:

  • Propiedades ópticas deficientes
  • Reducción del valor de reventa
  • Menor eficiencia luminosa y, por tanto, peligro para usted y para otros usuarios de la vía
  • Problemas durante la inspección de la I.T.V.